Categorías

¿Qué se le pide a un buen casco de bicicleta?

¿Qué se le pide a un buen casco de bicicleta?

Sin duda alguna podemos decir que el casco es el elemento de seguridad más importante y por ello debemos asegurarnos de elegir uno que se adapte perfectamente a cada uno de nosotros. A la hora de comprarlo podemos tener en cuenta diferentes características como son la comodidad, la ventilación, aerodinámica…

Medidas del casco

La mayoría de marcas usan el sistema S-M-L para describir la talla del casco. Cada una de estas tallas engloba unas medidas en centímetros, que pueden variar de unas marcas a otras.

Para saber la medida de nuestro casco sólo tenemos que medir nuestro cráneo a la altura de la frente, justo por encima de las cejas (que es la posición que ocupará el casco). En el momento de su uso, es recomendable no apretarlo más de la cuenta, pues puede ocasionar dolores de cabeza.

Seguridad, ante todo

En el caso de la Unión Europea, existen una serie de homologaciones y certificaciones que todo casco debe superar para ser efectivamente seguro. Más concretamente cualquier casco de ciclismo vendido en territorio comunitario ha de estar homologado a la Directiva Europea 89/686/CEE, esta homologación se consigue gracias a la certificación EN1078.

EN 1078 es el código que debes buscar en el empaquetado del casco junto con el símbolo CE para asegurarte de que el casco cumple con los estándares europeos.

¿Y los precios?

Siempre y cuando respeten las medidas mínimas de seguridad, cada marca es libre de añadir las innovaciones deseadas a cada uno de los cascos. Los precios de unos a otros varían en función del material con el que está fabricado. Por ejemplo, los cascos de carretera y MTB se fabrican con poliestireno en la parte interna y polipropileno en el exterior.

También es un factor que encarece el producto el hecho de emplear materiales como el grafeno, integrar sistemas de retención o la ligereza del producto.

Ventilación y comodidad

La ventilación es un punto clave. Por un lado, podemos fijarnos en la cantidad de ‘huecos’ por los que entrará el aire y que, por tanto servirán para refrigerarnos. Sin embargo, no es tanto la cantidad sino la calidad (una buena conducción de aire en el interior).

¡Truco! Un truco para determinar si un casco de bici tiene un buen sistema de ventilación es mirarlo de frente, poniendo el casco entre una pared de color y nosotros. Si al mirarlo podemos ver por los agujeros el color de la pared significa que el aire tiene orificios bien diseñados tanto para entrar como para salir, asegurando así un correcto flujo de viento.

Por otro lado, la comodidad es algo muy subjetivo pero podemos orientarnos en base al acolchado del casco, la sujeción o los accesorios que integra.

¿Qué clase de ciclista eres?

No todos los ciclistas son iguales, ¡tampoco los cascos!

En el caso de los cascos para carretera o MTB actualmente se suele utilizar indistintamente el mismo estilo de casco: muy ventilado, ligero y más o menos aerodinámico.

Para los ciclistas a ‘contrareloj’, el casco ideal es aquel muy aerodinámico, con poca ventilación y con pantalla.

Para las prácticas más extremas de MTB (enduro), se utiliza un casco mucho más envolvente con un mayor peso, protección en la nuca y visera.

¡Descubre nuestra selección de cascos para bicicleta en nuestra tienda!

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code

Informacion