Frenos

Rebesa, ¿qué tengo que saber del freno de mi moto?

Nadie ha nacido sabiendo. Todos hemos conducido una moto por primera vez y hemos tenido que aprender dónde se encuentran los mandos principales de una moto.

Normalmente, todos los mandos principales, así como los mandos de manejo de una moto se encuentran exactamente en el mismo lugar, independientemente de la marca, así como del diseño. Sólo hay unas pocas diferencias entre una moto tradicional y un scooter.

En un scooter manejamos la conducción sólo con nuestras extremidades superiores porque su transmisión es automática. Nuestras manos, tanto la derecha como la izquierda, se encargan de todo, mientras que las piernas no tienen otra función que la de requerir pesos a un lado o a otro en los contornos o la de servir de apoyo al detenerse.

Freno delantero y acelerador

Tanto en un scooter como en una moto, el acelerador suele manejarse con la mano derecha. Si hacemos el gesto de bajar la muñeca y girarla atrás, abrimos gas y aceleramos el motor. Ese gesto es el principal para mover la moto. La colocación del freno de la rueda delantera también suele ser exactamente la misma. La maneta derecha acciona el freno delantero con una intensidad que se basa en la fuerza con la que se acciona.

Embrague y freno trasero

Pasamos a la mano izquierda. En algunos scooters, como los modelos antiguos o atemporales de Vespa, el agarre de la mano izquierda se utiliza para seleccionar la marcha engranada. Sin embargo, la mano izquierda no suele utilizarse para nada más que para ayudar a girar el manillar y la dirección.

Por otro lado, la maneta izquierda tiene varias funciones dependiendo de si estamos hablando de una moto o de un scooter. En un scooter de, la maneta izquierda es el freno de la rueda trasera y, al igual que la barra delantera, se acciona con una fuerza correspondiente a la que se usa para apretar.

En una moto de marchas, la maneta izquierda acciona el embrague del motor, acción necesaria para subir o bajar de marcha.

En este caso, el freno de la rueda trasera se acciona mediante una palanca situada a la altura de la punta de la bota derecha (la bota va apoyada en un reposapiés). Con la punta del pie pisaremos cuando queramos utilizar el freno trasero, según la fuerza que se necesite en el momento y también siempre que hayamos hecho el mantenimiento correcto de los frenos.

Ahora que ya sabes como funcionan los frenos delanteros y los frenos traseros de tu moto, ya estás listo para navegar por el catálogo de Rebesa y decidir cuál de los frenos que te ofrecemos te proporciona una mayor seguridad y calma en la carretera.

Producto añadido a la lista de deseos

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.